Sociedades en Brasil

Inicio Servicios Sociedades Onshore Sociedades en Brasil

Sociedad en Brasil (LTDA - Sociedade Limitada)

Cuidado a invertir en Brasil si no tienes un buen consultor. Muchos clientes nos han informado de problemas de todo tipo para la constitución de sociedades en Brasil. En muchos casos han sido mal informados por personas malintencionadas o sencillamente ignorantes en materia.
Por esto es preciso aclarar algunos puntos importantes:

  • No es necesario ser residentes en Brasil para constituir una sociedad en Brasil, es suficiente tener un CPF (numero de identificación fiscal) que se puede obtener con el pasaporte y proporcionado una dirección de domicilio (aunque sea la del hotel).

  • Para constituir una sociedad en Brasil no es necesario tener un socio brasileño o residente con el 50% de las cuotas sociales, es suficiente el 1%, pero cabe mencionar que para las sociedades de bienes raíces los consejos regionales de agentes de bienes raíces (CRECI - Conselho Regional de Corretores de Ímoviles de algunos estados de Brasil lo requieren, pero es ilegal ya que no tiene ningún fundamento, así que no lo aceptes: es suficiente tener un socio brasileño o residente registrado en el CRESCI con el 1% de las cuotas sociales. Por facilidad y por agilidad fiscal, en Brasil es aconsejable constituir una sociedad de responsabilidad limitada (LTDA - Sociedade Limitada).

Consideradas las dificultades logísticas no podemos gestionar los tramites de constitución de la sociedad, sin embargo podemos redactar el estatuto social en portugués con el fin de protegerte del socio brasileño que tendrá el cargo de administrador de la sociedad.
El coste del servicio de redacción de un estatuto para una sociedad de responsabilidad limitada en Brasil es de 400 €.

En Brasil también es posible invertir de forma anónima a través de una sociedad offshore, en este caso, manteniendo el control de tu inversión en el extranjero, evitaras los peligros que conlleva tener un ”Laranja” (Testaferro), aunque se trate de un cónyuge o “amigo”. además, en caso de matrimonio, es aconsejable estipular un contrato prematrimonial al fin de garantizar el control anónimo de las propiedades.